UNA NOCHE CON SOL… CON EL SOL DE LA TRIBU

OJO: -ESTE ES UN POST QUE SUBÍ A MI MYSPACE EL 25 DE JUNIO PASADO Y QUE AHORA QUE ESTOY ESTRENANDO BLOG DE WORDPRESS HE DECIDIDO PONER AQUÍ PARA QUE NO SE PIERDA-

tribu-del-sol-y-samir-saba.jpg

Este día fue muy especial. Por primera vez en mucho tiempo, pude experimentar nuevamente lo que se siente estar “bajo el sol de la Tribu”, como titulé uno de mis artículos en la prensa hace 9 años. Lo curioso del caso es que esta vez el sol llegó de noche, no de día.
En el marco de una rueda de prensa celebrada en Hard Rock Café, Tribu del sol, una de mis bandas de rock local favoritas, anunció oficialmente su reagrupamiento para ofrecer este próximo viernes 29, un único y muy esperado concierto de despedida (para quienes no lo saben, el grupo se disolvió hace años, en plena cúspide de su carrera, decisión que dejó boquiabiertos a todos los dominicanos).
Laura Rivera (vocalista), Rafa Payán (guitarrista) y Miguel Pumarol -Papolo- (baterista y compositor de la mayoría de sus temas) abrirán el baúl de los recuerdos -sólo por un par de horas- subiendo a tarima con el objetivo de revivir junto a sus fans sus mejores momentos, sus inolvidables éxitos.
Cada uno de ellos expresó la emoción que les embarga por la oportunidad de encarar esta “segunda y última oportunidad”. No es para menos. Esa noche no sólo les permitirá reencontrarse en vivo con el público que tanto amor les profesó, sino también presentar formalmente un último trabajo discográfico que bajo el título de “Destino” estará a la venta a la entrada del prestigioso local.
Entre las buenas nuevas, y en respuesta a una de mis interrogantes durante el encuentro, la banda comentó que han estado considerando seriamente reeditar “Buscando una razón”, su primera placa.
Como recordarán, su éxito fue tal que las copias se agotaron más rápido de lo previsto y hoy por hoy son consideradas auténticas piezas de colección. Y es que, no sólo los dio a conocer, sino que también les hizo acreedores de múltiples reconocimientos, entre los que cabe destacar el premio Casandra como mejor grupo de rock en 1998; diversas preseas en “Lo mejor del rock dominicano” (en sus ediciones de los años 1999 y 2000) y, por supuesto, la designación como “mejor disco latino de 1998” impuesta por John Lannert, el entonces editor latino de la revista Billboard.
De inmediato, la noticia de su reedición me transportó a un capítulo del pasado que, aunque suene cursi o ridículo, nunca superé.
Recuerdo como si fuera ayer la actividad de lanzamiento de “Buscando una razón”. Fue en octubre de 1998. Justo un mes después de mi entrada a Listín 2000. Si no me equivoco, Café Atlántico fue el escenario elegido para la ocasión.
Yo era un chico de apenas 17 años de edad que además de que iba por primera vez a cubrir una rueda de prensa, lo hacía con la emoción de ver de cerca a un trío de artistas que le influenció desde el primer momento en que lo escuchó, y sobre todo, albergando la esperanza de obtener de primera mano una copia autografiada de la producción que esa noche veía la luz.
El encargado de manejar la prensa fue el cronista de espectáculos Miguel Ángel Herrera. Como era de esperarse, al final del evento, Herrera entregó a cada representante de medios de comunicación una nota que básicamente resumía lo expuesto por el grupo, la cual como si fuera poco, iba acompañada de una copia de “Buscando una razón”. Nada mejor que eso.
Sin embargo, y a pesar de que había ido a trabajar, a la hora de acercarme a él, Herrera sólo me entregó la nota de prensa. Se quedó con el disco que me correspondía. Las razones aún hoy día las desconozco. Nunca se las pregunté, y analizando fríamente la situación, tampoco creo que haya sido un acto intencional de su parte.
Pero por la ingenuidad propia de la edad y la inexperencia profesional, aunque me moría de ganas por exigir mi copia, en ese instante no supe qué hacer. No supe qué decir. Sólo sé que en ese momento me sentí vilmente ignorado, engañado, discriminado. No entendía el por qué de su actitud hacia mí si apenas nos conocíamos. No sabría describir cuán grande fue el sentimiento de impotencia que se apoderó de mí. Esa espinita siempre se me quedó clavada.
En fin, que no me quedó más remedio que salir corriendo a las tiendas de discos a comprar el mío. No me arrepiento. Aún lo conservo, como un tesoro. Lo malo es que, si bien es cierto que después de ese día fueron muchas las veces que compartí con la Tribu -al punto de que en la actualidad somos muy amigos-, también es cierto que nunca me atreví a pedirles que me lo firmaran, producto tal vez de lo mucho que me marcó la manera en que concluyó la experiencia de esa primera vez en que me dejé arropar personalmente por el sol de la Tribu.
Mucha suerte muchachos. Gracias por llenar de alegría tantos corazones con su música tan inspiradora. Creo que nunca les había contado esto que hoy planteo y es que, como entenderán, con el paso de los años y la evolución personal que supone la madurez, obviamente le fui restando importancia a ese hecho que ya es parte de un pasado que traje a colación única y exclusivamente con el propósito de demostrarles una vez más que mi admiración hacia ustedes siempre ha sido profunda y real, y sobre todo que conservo con mucho cariño muchos recuerdos de aquellos viejos tiempos en que la palabra Tribu era sinónimo de gloria.

Anuncios

6 comentarios to “UNA NOCHE CON SOL… CON EL SOL DE LA TRIBU”

  1. karavelita Says:

    Yo estuve ahi…y fue una noche magica…como la Tribu, no hay grupo en esta media isla…lo importante, pese a su separacion, es que seguimos fieles a ellos, donde quiera que esten

  2. R.E.L. Says:

    aun me sigo lamentando de no haber ido!

  3. Alexéi Says:

    Mis obligaciones “sindicales” no me dejaron ir… y mira que planifiqué mucho incluso ir al concierto y zarpar en la noche… ¡pero no hubo forma!

  4. Carolin Says:

    La verdad es que yo fui una de las que se quedó con la boca abierta con su separación. Eso si que me disfrute ese concierto de despedida en Hard Rock de principio a fin.
    Yo tambien le deseo la mejor de la suerte en todo proyecto que emprendan.

  5. Nikkei-Girl Says:

    Esos son algunos de los momentos en los que quisiera ser bruja para ir volando de Dajabón a Santo Domingo. Todavía me lamento no haber ido, pero imagínate y cómo!!

  6. Midas Says:

    I LOVE LA TRIBUUUU Nadie, ni siquiera el sol…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: