Archive for 28 julio 2008

A CORAZÓN ABIERTO

julio 28, 2008

No hay tiempo que perder. Llegó el momento de las confesiones. De que sigas avanzando entre las páginas de mi libro.

A corazón abierto te digo que, quizás por todo lo que hemos caminado juntos durante las últimas semanas, hoy mi cerebro colapsa y me pone en el dilema de querer decir tantas cosas que no sé por dónde comenzar. Siquiera tengo claro si me debo expresar. Pero, como en todo, algo hay que arriesgar.

La historia comenzó de la manera más inesperada posible. Llegaste en el momento menos indicado (o tal vez en el justo -llámame loco, no lo sé-). Y aún cuando muchas dudas me toman por asalto, y mi situación de vida no es precisamente digna de envidia, mentiría si no reconociera que a partir de ti los días son más soleados y las noches más estrelladas. Que tu nueva sonrisa se ha convertido en tu principal arma de conquista. Que siempre encuentras las palabras que me hacen rebosar de alegría.

Sé que suena paradójico. Pero la verdad es que mientras aprovechas el que aparenta ser uno de tus períodos más fértiles, yo me dejo “inundar” por la sequía. Para muestra un botón: hacía bastante que no actualizaba este blog. ¿La razón? Me inspiras tanto que de palabras me quedo corto. Y, por supuesto, por otro lado admito que por tu arte me intimido; tan natural como tu nobleza, tan auténtico como el sentimiento que transmiten cada uno de tus besos.

Poco a poco has ido descifrándome con un destreza admirable. Poco a poco has ido atrapándome de una forma incomparable.

Quiero que sepas que te quiero mucho. Demasiado. Aunque nunca es demasiado. Que con cada roce de manos sólo busco confirmártelo. Que tal vez no soy el más romántico, pero igual disfruto estar a tu lado.

A corazón abierto te digo que eres especial. Que siempre cerca te espero conservar. Que en cada día, en cada hora, en cada minuto, te pienso con mayor intensidad.

Tan iguales y tan diferentes a la misma vez. Me preocupa no saberte corresponder. Que los hechos tomen su curso y no podamos seguir progresando. Que en el proceso alguno de los dos salga lastimado. No obstante, te juro que aunque falle de vez en cuando, me dedico por entero a no decaer en la fe de que pronto te entregaré todo aquello a lo que aún no has podido acceder.