BYE BYE CORAL

Durante años fue la mejor compañera de aventuras. Nos vimos crecer. Adoptada por mis padres a muy temprana edad, pasó a ser un miembro más de la familia. Sin ánimos de sonar pedante, me atrevería a decir que fui su consentido. Siempre presta a escucharme. El cariño que surgió entre ambos era especialmente intenso. Las constantes y espontáneas muestras de afecto de las que me hacía objeto así me lo confirmaban.

Su amor era inspirador. Por mucho tiempo se convirtió en mi musa favorita. A ella le dediqué mi primera composición. Gracias a ella gané mi primera aparición en un cuadro de honor. Y, por ende, fue responsable de mi primera felicitación como estudiante.

Poco más de década y media después de haber compartido el mismo techo, llegó el momento de decir adiós. El paso de los años -siempre implacable- le fue robando su visión, su olfato. Su evidente desgano día con día se iba acrecentando. Irremediablemente, varios de sus órganos terminaron gravemente afectados y, cuando menos lo esperaba, la vida me la terminó quitando.

Hace tan sólo tres días llegó el momento menos deseado. Coral tuvo que partir a algún lado. Y no me queda más remedio que aceptarlo. Desde aquí le digo que ya la extraño y que en mi corazón siempre tendrá su espacio.

He aquí su última foto:

P.S.: Podrá parecerles muy loco, pero siempre me he considerado “animal friendly”. Y lo compartan o no, soy de los que piensan que los animales pueden llegar a ser tan queridos como cualquier ser humano.

Anuncios

Etiquetas: , ,

12 comentarios to “BYE BYE CORAL”

  1. Abrazador Says:

    No, para nada suenas pedante. Claro que a las mascotas se les llega a querer mucho, sobre todo cuando nos devuelven ese afecto intenso y nos proporcionan grandes alegrías. Y aunque seamos adultos y sepamos de muchas de las leyes de la vida, duele decirles adiós. Hasta cabe preguntarse “¿y si Coral fue la reencarnación de alguien?” Todo es posible. And keep being animal friendly.
    🙂

  2. Gigi Says:

    Yo tenia una perrita, mi “ñiña”, y cuando partió la lloré como a un hijo, entiendo que extrañes a tu mascota, esos animalitos, con el paso del tiempo se hacen parte de la familia.

    Un beso.

  3. Juan J Calcaño Says:

    Se por lo que estás pasando con la partida de Coral, Samir, ya he visto partir a dos queridas mascotas, criaturas con las que compartí muchos momentos de alegría, y que no me permitían sentirme solo, cuando no había nadie más en casa.

    Se les quiere, eso es innegable, porque por increíble que parezca, los animales pueden sentir amor hacia sus cuidadores.

  4. EmyKisses Says:

    Cuando me mude de Villa Mella para Villa Consuelo, deje a mi perro que se llamaba “buldog” (era un viralata color kaki) en casa de una vecina, porque estaba muy grande para llevarlo al apartamento, despues que se me paso la euforia de la mudanza me entro una tristeza muy grande 😦 los animales pueden ser hasta mas queridos que un ser humano… creeme!

    Visita el foro http://foroblogdominicano.ownbb.com

  5. Dashy Says:

    pues de paso te cuento que hace ya un año murio mi niña lizie (mi perrita), y hasta varios post escribi sobre ella, su muerte fue algo que para serte honesta duramos mucho para superar. nadie es un loco por querer una mascota. hay animalitos en este caso un perrito que se dan a querer mas que las personas.
    yo amaba mi perrita , entiendo como debes de sentirte cuando la perdiste. besos!

  6. Daisy Says:

    Es enternecedor el amor que sentiste por Coral, estoy segura que siempre la recordaras.

  7. Midas Says:

    AY DIOOOOOOO SE MURIO CORALLLL 😦 AYYYY MAN…

  8. arli Says:

    Te entiendo totalmente… mi cotorra duro 17 años y cuando murio fue igual al sufrimiento por perdida de algun ser querido, el amor no mide especies…. ( muy creepy la foto del cadaver samir te pasaste)

  9. Chelu Says:

    Uy… me encantan los animales pero más los perros que los gatos y definitivamente creo al igual que tú, que pasan a ser parte de la familia!!!

  10. hipolitodelgado Says:

    Pobre Coral!

  11. Silvia Says:

    Hermano en los animales:
    Conozco ese dolor. Cuando mi hija Pepita enfermo de cancer fue algo tan doloroso que no habia exactamente nada en este mundo que trayera calma a mi alma. Hago rescate animal y no importa cuantos rescate… sufro mucho mientras estan en proceso de curacion y recuperacion de la mala alimentacion.

    Nuestro deber es SENSIBILIZAR A todos quienes conocemos para que la ayuda se multiplique.
    Proyecta tu amor en otros perritos necesitados.

  12. Irene Says:

    Igual pienso, no te sientas mal. Dios te bendiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: